Skip to content

Contagio de la varicela

maneras de detectar el contagio de la varicela

La varicela es una enfermedad causada por un virus (virus varicela zóster, varicela o VZV) que produce una erupción tipo ampolla con picor intenso, cansancio y fiebre. En personas normales sin problemas del sistema inmune, la varicela generalmente dura de cinco a 10 días y luego se resuelve. Antes de que la vacuna estuviera disponible, alrededor de 4 millones de personas (principalmente niños) se infectaban cada año. Una vez infectado, el virus puede permanecer inactivo en las células nerviosas y después de muchos años (en adultos de alrededor de 50 años) el virus puede reactivarse para causar la afección conocida como zóster (culebrilla).

Contagio de la varicela

La varicela es altamente contagiosa y se transmite fácilmente de persona a persona por contacto directo (saliva, besos) y el contacto indirecto con el fluido de la ampolla que toca objetos como juguetes o utensilios. Además, la varicela se puede transmitir a través de gotitas contaminadas producidas durante la tos y los estornudos. Para aquellas personas que desarrollan zóster (culebrilla), el fluido que se forma en las ampollas que surgen durante la enfermedad también es contagioso para la varicela.

La varicela no es contagiosa de los humanos a los perros u otras mascotas; la varicela es una enfermedad principalmente confinada a los humanos.

Aunque generalmente se piensa que la varicela es una enfermedad infantil, cualquier persona que no haya sido vacunada o infectada puede contraer la enfermedad. Incluso alrededor del 25% -30% de los vacunados aún pueden contraer una forma leve de la enfermedad si están expuestos. Aproximadamente uno o dos días antes de que se desarrollen las ampollas características, los individuos generalmente tienen fiebre alta, dolor de cabeza, pérdida de apetito y están algo aletargados. La erupción que se desarrolla rápidamente produce ampollas llenas de líquido que generalmente aparecen primero en el tórax y la cara y luego se extienden al resto del cuerpo. Esto es cuando la varicela generalmente se diagnostica clínicamente; las pruebas de laboratorio rara vez se utilizan para diagnosticar la enfermedad. Las ampollas usualmente duran aproximadamente una semana antes de que todas formen costras.

Vías de contagio de la varicela

La varicela se transmite fácilmente por el aire en gotas contaminadas producidas al toser y estornudar. El contacto con secreciones (moco, líquido de ampollas, por ejemplo) ya sea directamente al tocar secreciones o indirectamente (si las secreciones contaminan juguetes, utensilios y otros objetos) puede provocar la propagación de la varicela. Además, el fluido de ampollas producido en personas con herpes zoster también puede transmitir el virus de la varicela, la causa de la varicela, a cualquier persona que sea susceptible (individuos no vacunados).

Tiempo de contagio de la varicela

Una persona con varicela puede transmitir la enfermedad de 1 a 2 días antes de que le dé el sarpullido hasta que todas sus ampollas de varicela hayan formado costras (generalmente de 5 a 7 días). Toma aproximadamente 2 semanas (de 10 a 21 días) después de la exposición a una persona con varicela o herpes zóster para que alguien desarrolle la varicela.

Cura de la varicela

Una vez que una persona adquiere la infección de varicela, no hay cura porque en la mayoría de las personas, el virus permanece en forma latente dentro de las células nerviosas. Estos virus inactivos son responsables de la enfermedad de culebrilla (zoster).

Sin embargo, lo más parecido a una cura es la vacuna contra la varicela que puede inmunizar a la persona vacunada contra este virus durante muchos años. Si el sistema inmunitario de un individuo se debilita, es posible que la persona que se vacunó durante la infancia desarrolle herpes zóster, pero incluso el herpes zóster puede prevenirse administrando a los adultos mayores una vacuna específicamente diseñada para prevenir el herpes zóster.

varicela enfermedad que afecta la piel

Varicela